antes de dormir

Dibujo y color, Mi prosa
Por si te suena, me inspiré en tu imagen, Evavill. Una de ellas.

Es de noche y los ojos se te cierran. Esta tarde viste algo y no captó tu atención entonces, pero de pronto llega la hora de acostarte y se te viene una imagen a la cabeza. Destaca por encima de todo. No estaba en primer plano, pero ella misma se ha cobrado el protagonismo en tu memoria. Has preferido coger el papel y trazar las formas tal y como se te insinuaban en la cabeza. Zas, zas. Ya está. Has acabado. La imagen se desprendió de tus neuronas y descansan sobre una superficie pequeña.

Ahora sí. Es hora de cerrar los ojos y dormir.