En respuesta al invierno

Dibujo y color, Mi prosa

Alguien menciona el entumecimiento de un día cualquiera —normalmente en invierno—, y yo me digo que no puede ser de otro modo, ¿cómo, si no, aguanta la cabeza tanta chatarra de ideas, palabras y pasados sentimientos? ¿Y cómo, sobre todo, soporta la pérdida?

El invierno nos duerme y si no nos dejamos adormecer, acunar por la nana que discurre esquiva por nuestro cuerpo, ¿cómo despertar tranquilos, o de cualquier forma, a un nuevo día? Porque es un hecho que despertaremos día tras día, mientras el ciclo vital lo permita.

For you, Doree. Thank you!