Recuerdos de algunas calles / 1

el

Estuve en Oxford, pero no estudié ahí. Paseé por alguna de sus calles, me hice con algunas imágenes y de mi recuerdo solo me quedan estas acuarelas que hice un año o dos más tarde de mi visita a esta ciudad en un falso arrebato de nostalgia de aquello a lo que no aspiré nunca. O realmente sí, solo que no quería reconocerlo. Posiblemente se debió a que leí por aquel entonces demasiadas historias sobre sus estudiantes, demasiadas novelas escritas por aquellos hombres exclusivos de su época, demasiadas películas o series (como mi admirada Retorno a Brideshead) donde los escenarios tenían tintes de cuentos de hadas. Y ahora, que ha pasado tanto tiempo, me quedan estos dibujos, de los poco que conservo, de entre todo lo que desde entonces y antes de ese viaje, hasta el día de hoy me he desecho y no me arrepiento. Cuesta nacer de nuevo, pero merece la pena en algunos casos.

Sin embargo, es curioso que haya conservado estos dibujos.