Tú por delante

Dibujo y color, Mi prosa
©Rubal

Yo pido que un escrito con intención literaria, sea poesía, relato, o lo que sea, se tome como lo que es, una muestra estética. El hecho de convertirlo en materia de asunto personal para comentar es tentador, pero aporta poco al hecho literario.

Observo que con frecuencia comentamos sobre relatos ajenos y en lugar de tratarlo como tal relato lo “rebajamos” (a ver si se me entiende el término aquí) a la altura de una mera anécdota, como si lo escrito fuera un diario más que un relato de ficción. Y aun cuando se tratara de un relato seudo-autobiográfico, esto es, la tan llamada autoficción, tampoco debería entenderse como mera anécdota.

Artículo de reflexión es una cosa; la firma de autor corresponde, en el mejor de los casos con su verdadero pensamiento o razonar. Sin embargo, un escrito con intenciones literarias, poéticas, como muestra estética de una realidad supuesta (ya no sé cómo definirlo) es otra cosa; ahí la firma del autor no corresponde con el narrador, o no tiene por qué corresponder. Se pretende una impostura, un enajenamiento. No es una anécdota. No importa su calidad. Puede carecer de talento, pero no es una anécdota.

Espacio libre sí. Compartido sí. Pero intentemos ser generosos y comprender las intenciones de nuestras publicaciones, sobre todo, cuando intentamos que nuestras publicaciones sean muestras estéticas de realidades supuestas y donde el que, o la que, escribe no tiene por qué ser el que, o la que, narra. Esto es, respetar aquello de “todo parecido con la realidad es pura coincidencia”. Y sobre todo, generosidad para que al comentar “luzca” más la persona comentada que la persona que comenta. Las secciones de comentarios no dan para mucho y debe “lucir” el sujeto comentado, o su trabajo.

Me disculpo la primera si no he sido generosa en cualquiera de mis comentarios, es decir, si he cometido el error de haber sido egoísta. Incluyo esta misma entrada. Procuraré enmendarme de ahora en adelante.

6 comentarios en “Tú por delante

  1. Eres generosa tanto en tu trabajo como en tus comentarios y esta es una magnífica reflexión, recordando siempre la grandeza que da el compartir y llegar a otros y la manera en que a cada cual le llega el mensaje, al publicar te expones y hay que saber recibir las diferentes interpretaciones siempre y cuando todo sea desde el respeto. Un abrazo, gracias por ser, seguimos conectados!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s