Entre la maleza

Dibujo y color, Mi poesía
©Rubal

Estás hecha para la inclinación en el silencio, aunque tu tendencia sea hacia lo alto.
Prefieres callar entre la maleza, aunque te ensucie la lengua.
Sin embargo, te gusta sentir el aire fresco en la nuca cuando el sofoco te aprieta las ideas.
No hay forma de enderezar el pasado y te conformas.
Pasado pasado es; cuanto más te alejas de él, más te acercas a él.

¿Qué más?…

Ah, sí. Escribes esto por decir algo que te acompañe en el silencio,
mientras te inclinas, mientras haces que juegas entre la maleza.

18 comentarios en “Entre la maleza

  1. Me pregunto por qué se le llamará “maleza”. Pero el vocablo lo dice muy a las claras, tiene una connotación negativa. No sirve para nada, entorpece, estorba, es perjudicial. Pero igual que no soporto a las ratas, las moscas, mosquitos o cucarachas, por ejemplo, pero debemos admitir que alguna función cumplen en la naturaleza, así mismo es con la maleza. Así que de algo debe “servir”. De todas maneras “servir” es un criterio y una idea totalmente antropocéntrica. La maleza es sencillamente la vida abriéndose camino. Esta mañana mismo me he maravillado observando la amplia cornisa del terrado contiguo, porque el musgo se había instalado en todos los intersticios entre los rojos ladrillos. Qué bonito, ese verde tan vivo. Es la vida. De la misma manera te digo que “perfección” es una idea antropocéntrica, irreal y absurda. Lo digo por “condenar” aspectos de la maleza, o imperfecciones. Y así mismo con los humanos.
    El pasado, lo que se dice pasado, no puede enderezarse ni cambiarse, cierto. A lo sumo mediante acciones compensatorias o rectificatorias en el presente. De todas formas el pasado no existe; todo queda circunscrito al presente, pues incluso los recuerdos son una experiencia presente. Solo acudimos a esos archivos, la memoria almacenada en neuronas. Todo esto me ha hecho recordar un planteamiento aparentemente contradictorio, o complementario. De Javier Cercas me leí hace no mucho la excelente “El impostor”. Bien, pues aseguraba de forma muy vehemente que “El pasado nunca pasa”, y supongo que tiene bastante razón. Sus consecuencias se dejan sentir, así que me imagino que para Cercas agua pasada sí mueve molino. Pues qué quieres que te diga, de nuevo es el pensamiento y la mente conceptual con sus jueguecitos, pues que el pasado existe (o sigue perdurando) y no existe es a la vez cierto, como lo son el vaso medio lleno y el medio vacío.
    Ah, de nuevo expones contradicciones internas en tu descripción de la maleza.
    Y ah, creo que el silencio es mejor para acompañar al silencio que cualquier palabra. Mucho mejor.
    Desaparezco.

    Le gusta a 1 persona

    1. Bueno, la maleza, como ya he dicho en otro comentario, forma el compost si se le permite (el pasado también puede serlo y lo es, de hecho), y el compost alimenta la tierra y a nosotros. Así que si las matemáticas no fallan, la maleza por fuerza es buena o lo intenta, y el pasado, como compost,… pues también es bueno. 🙂

      Me gusta

      1. Qué guay… chistes-maleza para la naturaleza, jajaja… perdona, me ha salido al ir escribiendo sin querer.
        Dejémoslo en eso, que ha quedado muy bien: “compost para la inteligencia.” Genial.
        Buen fin de semana!

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s